Pensamiento a Mi Mejor Amigo...

"Él es tu amigo, tu compañero, tu defensor...

 
Tú eres su vida, su amor, su líder...


Él será tuyo siempre, fiel y sincero,


hasta el último latido de su corazón".

(Anónimo)

CALIDAD DE VIDA, cuando el final de la vida se acerca...

Cuando el final de vida se acerca, lo primero que nos planteamos es si nuestra Mascota podrá tener una buena Calidad de Vida en sus últimos días.

Consideramos una mínima calidad de vida aceptable, cuando nuestra mascota no tenga dolor o hasta que los cuidados veterinarios puedan controlarlo.  Que pueda interactuar mínimamente con sus propietarios /entorno y por último que pueda suplir sus necesidades fisiológicas básicas sin ayuda (comer, beber, etc...).

 

"Siempre tener presente que intentar mantener una  mascota con una pobre calidad de vida es en realidad peor que ayudarle a marcharse".

 

 PREGUNTAS QUE DEBES HACERTE:

¿Tiene calidad de vida mi mascota?

¿Podré soportar ver a mi mascota deteriorándose progresivamente?

¿Podré soportar el cambio en la relación con mi mascota?

¿Considero que es crucial mantener viva a mi mascota?

¿Quiero recordar de este modo los últimos días con mi mascota?

¿Cuanto tiempo adicional podrá vivir mi mascota?

¿Cómo será la calidad de vida de mi mascota con el tratamiento?

¿Qué creo que sería lo que mi mascota querría?

 

"Lo importante es la Calidad de vida al Final de la Vida"

CUIDADOS PALIATIVOS

 Si has decicido que tu compañero siga adelante, aunque sólo sea durante un poco más de tiempo, los Cuidados Paliativos serán necesarios.

"Los Cuidados Paliativos harán que tu mascota se sienta más cómoda, pero no serviran para curarla".  

 Será un trabajo difícil, cargado de días buenos y diás malos.

 

 

PREGUNTAS QUE DEBES CONSULTAR CON TU VETERINARIO:

¿Cuál es el tiempo de vida estimado con y sin cuidados paliativos?

¿Qué tipo de medicamentos se utilizarán y cómo le afectarán?

¿Cuáles son los bneficios y/o efectos secundarios de la medicación?

¿Cuantas veces al día tendré que medicar a mi mascota?

¿Con qué frecuencia tendré que llevar a mi mascota a la Clínica?

¿Cuál será el coste aproximado del tratamiento a largo plazo?

 

Tú mejor que nadie conoces a tu mascota.  Es muy importante que seas honesto contigo mismo cuando te estés planteando esta opción. Los Cuidados Paliativos no son para todos los propietarios ni para todos las mascotas, cada caso es único.

DECIR ADIÓS, tomar la decisión...

Cuando los Cuidados Paliativos no son una opción o dejan de serlo, puede que haya llegado el momento de considerar la Eutanasia como una forma de ayudar a tu mascota a marcharse con dignidad.

Ninguno de nosotros está preparado para tomár esta difícil decisión y probablemente nunca haya "un momento adecuado".

Lo hacemos lo mejor posible con las información que hemos podido conseguir.

 

PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR:

 ¿Cúales son mis sentimientos sobre la Eutanasia?

¿Podré aceptar mi decisión?

¿Mi mascota está sintiendo dolor?

¿Está mi mascota sufriendo?

¿Hay alguna posibilidad razonable de cura?

¿Dispongo de los recursos económicos para los cuidados médicos necesarios?

¿Dispongo de los recursoso emocionales para sobrellevar este proceso?

¿Conociéndo a mi mascota, que qerría ella?

 

"La Eutanasia es el último gesto de amor y de humanidad que podemos hacer  por nuestra mascota"

EL DUELO

Se define el Duelo como las emociones y comportamientos que surgen cúando se rompe el vínculo de afecto por la muerte de nuestra mascota.

Se ha demostrado que la pérdida de una mascota, produce un periodo de duelo tan intenso como el que se siente cuando se pierde a un ser humano querido.

No hay un modo correcto de llevar el duelo o decir adiós, cada uno lo hace a su manera.

 

ETAPAS DEL DUELO 

Las personas no pasan necesariamente por todas etapas y tampoco por un orden específico, así que el duelo se puede manifestar de distintas maneras y en momentos diferentes para cada persona.

  •  La etapa de la Negación inicialmente puede amortiguar el golpe de la muerte de nuestra mascota y aplazar parte del dolor.
  •  Durante la etapa de la Ira son característicos los sentimientos de rabia y resentimiento, así como la búsqueda de responsables o culpables. La ira aparece ante la frustración de que la muerte es irreversible, de que no hay solución posible y se puede proyectar esa rabia hacia el entorno, incluidas otras personas allegadas.
  •  En la Etapa de la Negociación es común preguntarse ¿qué habría pasado si...? o pensar en estrategias que habrían evitado el resultado final, como ¿y si hubiera hecho esto o lo otro?
  •  La tristeza profunda y la sensación de vacío son características de la etapa de Depresión (no se refiere a una depresión clínica), sino a un conjunto de emociones vinculadas a la tristeza naturales ante la pérdida de un ser querido. Algunas personas pueden sentir que no tienen incentivos para continuar viviendo en su día a día sin su mascota y pueden aislarse de su entorno.
  •  Finalmente y una vez aceptada la pérdida, las personas en duelo aprenden a convivir con su dolor emocional en un mundo en el que el su mascota ya no está. Con el tiempo recuperan su capacidad de experimentar alegría y placer. A esta fase se le denomina etapa de Aceptación.